-- ESTILO Blogs --
blogs

9 señales que eres una persona tóxica

Por Jackie Smith
31/ago 2018

La gente tóxica está por todas partes, algunas peores que otras pero finalmente dañinas. Usualmente tratamos de identificarlas o sobrellevarlas, ¿pero qué pasa si el tóxico eres tú? Repasamos algunas señales para saber si el problema es tuyo. Sí es así, lo recomendable es auto evaluarte y comenzar a trabajar en tu propia conducta.

 

1. Hablas de las personas a sus espaldas. Comentar sobre las actuaciones, reacciones o situaciones de otras personas a sus espaldas es un signo de inmadurez. En resumen es chisme. Evítalo a toda costa y todo lo que tengas que decir a alguien -familiar, compañero de trabajo, amigo-, díselo de frente, con honestidad, firme pero sin herirlo, es la mejor forma de abordar todos los temas. Las personas que siempre están hablando de los demás siempre estarán solas o en círculos nocivos que rinden culto al chisme y la crítica constante. ¿Quién quiere pertenecer a un club tan nefasto?

2. Recibes más de lo que das. Si eres de los que buscan a sus amigos solo cuando tienes un problema o necesitas algo de ellos -favores personales, afecto, consejos, etcétera- eres el tipo de persona que le gusta más recibir que dar. Igual sucede si haces cualquier tipo de favor, por pequeño que sea, con el fin de recibir algo a cambio o sacándolo en cara cada vez que tienes oportunidad.

3.Tienes enemigos. A menos que seas una figura pública, política, celebridad, etcétera, ¿por qué razón podrías tener enemigo? Es normal que la gente tenga momentos de molestia, impulsos o desplantes, pero suelen ser pasajeros. Pero si tienes enemigos con nombres y apellidos deberías considerar si te los has ganado de alguna manera: conflictos sin resolver, malos entendidos o chismes.

 

4. Tienes muchos conocidos, pero no amigos. Sí tienes muchísimos conocidos, pero realmente ninguno de ellos es tu amigo eso quiere decir que realmente pocas personas están dispuestas a estar cerca tuyo. Si has hecho muchos esfuerzos genuinos por tener muchos amigos pero las relaciones no se concretan probablemente estás mandando un mensaje erróneo, pero si te autoanalizas y descubres que realmente no te esfuerzas por dar en la misma medida que recibes, el problema eres tú. Para tener amigos reales hay que ganárselos alimentando una relación basada en la honestidad y la confianza, de lo contrario nunca los tendrás.

 

5. Eres muy dramático. Si siempre quieres llamar la atención, no toleras la más mínima de las críticas, armas un show cuando las cosas no salen como esperabas, exageras las situaciones, siempre estás culpando a los demás de tus problemas, eres muy susceptible y siempre te estás haciendo la víctima eres una persona propensa al drama. El mejor repelente para establecer relaciones.

6. Eres egoísta. La gente tóxica siempre está ocupada pensando en ellos mismos más que en lo que les pueda suceder a los demás. Sus pláticas generalmente se concentran en ellos mismos, sus problemas, anécdotas, sentimientos y todo lo que les afecta, sin mostrar el más mínimo interés por lo que le sucede a los demás.

7. Siempre crees tener la razón. No importa si es cierto o no, finalmente, pase lo que pase, ellos siempre tienen el mejor argumento y nadie más que ellos puede tener la razón. No importa si se trata de algo pequeño o grande, ellos actuarán ferozmente hasta hacer creer al mundo que tienen la verdad absoluta. ¿Cómo no podrían ser tóxicos?

8. Siempre eres la víctima. No llegaste a la reunión porque tuviste un problema familiar; no conseguiste un ascenso porque no estás lo suficientemente preparado; no fuiste a una celebración porque sientes que no eres bienvenido; no tienes una relación porque nadie te comprende; no eres feliz porque nadie te quiere, no triunfaste porque no tuviste las mismas oportunidades de los demás…las personas que siempre tienen una excusa por no haber conseguido algo o se la pasan victimizándose son realmente tóxicas. Nunca tienen soluciones o aceptan responsabilidad porque el mundo está en su contra.

9. Nunca tienes algo agradable que decir sobre los demás. Las personas tóxicas siempre están a la espera del ataque. Siempre critican, nunca construyen. En cualquier situación que se encuentren, siempre dirán que es la peor, nunca verán el lado positivo de nada ni de nadie. Para ellos el vaso siempre estará vacío. Si te identificas con estas personas, difícilmente encontrarás a alguien valioso que soporte las constantes críticas, no es saludable para nadie.

Categorías
Sin categoría
--BLOGS CON ESTILO--