-- ESTILO Blogs --
blogs

LOS ELEGIDOS POR LA EDITORA

¡Hola Whatsapp, Adiós cortesía!

Por Mirna Janineh
19/feb 2018

Cuando se entra a un lugar nos enseñaron a saludar por cortesía y respeto, bases de cualquier relación,  pero como vamos viendo al celular lo pasamos por alto, acción que cada vez se vuelve más socialmente aceptable.

Cuando llamas por teléfono al iniciar la conversación automáticamente saludas y al finalizar la llamada inevitablemente te despides. En general es una cortesía de trato humano dar sentido a iniciar y finalizarlas cosas y las conversaciones no deberían ser la excepción. ¿Pero qué pasa cuando llega a nuestras vidas Whatsapp?

Whatsapp una empresa adquirida por Facebook en el 2014 y fundada por Jan Koum y Brian Acton , es una aplicación con más de mil millones de personas en más de 180 países usando la mismas,  cuya misión es servir para mantener el contacto con amigos y familiares, en cualquier momento y lugar. Con las fortalezas de ser una aplicación gratuita que ofrece mensajería y llamadas de una forma simple, segura y confiable, y está disponible en teléfonos alrededor mundo.

Todo inició como alternativa de los SMS, que tenían costo y no eran tan inmediatos, llegó a cambiarnos la vida  y hasta los modales. ¿Pero en realidad la tecnología nos acerca o nos aleja?

Perdimos los modales, la gente demanda  respuestas y respuestas ya, debes estar ahí en todo momento al alcance de un mensaje.  Pero no es la herramienta el problema, sino el uso inadecuado que se hace de ella porque cada vez exigimos respuestas rápidas, en ese ritmo dejamos atrás los saludos.

La paciencia no es una cualidad dada en nuestra generación, la sociedad de lo inmediato, la generación del instantáneo, adicta a la atención y aprobación. Perdimos los modales no los traducimos a las nuevas vías de comunicación digital, demandamos respuestas rápidas e inmediatas pero nos irrespetamos en el proceso. ¡Y todavía lo aceptamos!

En el proceso olvidamos iniciar y terminar las conversaciones, lo cálido de un “¡Hola! ¿Cómo estás?” subestimamos el “Adiós, nos vemos” “Permitime, luego continuamos”

Prueba hacer el ejercicio de usar la tecnología a tu favor y no en tu contra, fortaleciendo tus relaciones con cortesía natural como cuando entras a una conversación. Despedirte para saludar toma un segundo y realmente te conecta.

Recuerda cuando te mandaban una carta podría tardar meses, pero lo que creíamos y los valores eran tan fuertes que no importaba la espera lo valía y esto nos permitía tener relaciones y comunicaciones más fuertes, conexiones reales. Pero qué sucede ahora? Hagamos un reencuento, continuemos fomentando el uso de la tecnología y la cortesía a la par.

Categorías
Sin categoría
--BLOGS CON ESTILO--